Más de 14.000 desplazados de sus hogares en Italia tras el terremoto

Durante la noche se han sentido varias réplicas, la más potente en Norcia, con una magnitud de 4,2.

Más de 14.000 personas permanecen alojadas en hoteles y en refugios y más de 15.000 han recibido asistencia tras el terremoto de magnitud 6,6 registrado el domingo en el centro de Italia, el más potente registrado en el país desde 1980, según ha informado el Departamento de Protección Civil italiano.

Más de 500 personas han pasado la noche en hoteles y otras instalaciones de refugio en la zona de Trasimeno y más de 4.000 en las localidades de la costa adriática. Otras 3.000 personas de la región de Umbria y unas 7.000 personas de Marche están alojadas en instalaciones de refugios habilitadas por las autoridades locales.

Protección Civil de Italia ha explicado que, además, hay 1.100 personas que siguen alojadas en hoteles desde el terremoto del 24 de agosto, principalmente en San Benedetto del Tronto, en la zona del Aquila y en las cuatro regiones más afectadas por el seísmo del domingo.

 

En la noche del domingo al lunes, se han registrado varias réplicas en la zona de Norcia, en el centro del país, la más potente de ellas a las 2.27 horas, con una magnitud de 4,2, según ha informado la agencia AdnKronos. Los evacuados han sentido claramente las réplicas menores de la última noche, sobre todo los que se han visto obligados a quedarse en sus coches, como les ha sucedido a muchos vecinos de Norcia, la localidad más cercana al epicentro del temblor del domingo.

El movimiento de mayor intensidad de las pasadas horas se registró en Perugia a las 03.27 horas locales (02.27 GMT), según el Instituto Italiano de Sismología y Vulcanología, que registró numerosas réplicas de menor intensidad. Rieti, Macerata y Ascoli Piceno fueron los lugares donde se detectaron la mayoría de las pequeñas réplicas.

Con la primera luz del día se reanudaron los trabajos destinados a facilitar la viabilidad de la región golpeada por el seísmo y para atender a los miles de personas que se han quedado sin casa.

El terremoto del domingo se registró a las 07.40 hora local (una menos GMT) a unos diez kilómetros de profundidad y el epicentro se situó próximo a los municipios de Norcia, Castelsantangelo su Nera, Preci y Visso, en una zona montañosa entre las regiones de Umbría y Las Marcas.

La Protección Civil confirmó que no se produjeron víctimas mortales, seguramente debido a que la mayoría de los habitantes de las localidades afectadas habían sido evacuadas el pasado 26 de octubre, cuando varios seísmos -el mayor de magnitud 5,9- hicieron temblar la tierra en las mismas zonas. Sí hubo sin embargo una veintena de personas que resultaron heridas, algunas de ellas con cierta gravedad aunque su vida no corre peligro.

En Roma, donde está previsto que el Gobierno mantenga una reunión extraordinaria para evaluar las medidas con las que afrontar las consecuencias del seísmo y donde también se notó el terremoto, hoy las escuelas permanecerán cerradas para verificar el estado de las instalaciones.

Algunos monumentos de la capital italiana han resultado afectados por el terremoto del domingo, como la basílica de San Pablo, que fue cerrada al advertirse la presencia de grietas.

Hoy se conoció que al menos otras dos iglesias del centro histórico de Roma permanecen cerradas por motivos de seguridad hasta que se compruebe si han sufrido daños: son las de San Francisco en el barrio de Monti y la de la plaza de Sant’Eustaquio.

ww.abc.es